Informacion

ORGULLOSAMENTE DE COYUCA DE BENITEZ



¡Feria de luz y alegría!

Morena feria de amor,

morena por tu color,

morena porque eres mía. De tu boca de sandía

voy a beberme el sabor,

que me matan de calor

tus ojos de mediodía.


En tu canto de sirena,

tu espíritu aventurero

tiene encendido un lucero

para disipar la pena

en esta noche serena

del Estado de Guerrero.

Como una fiesta pagana,

luce Taxco en tus aretes

y te besa los cachetes

con besos de filigrana.


Acapulco se engalana

con sus líricos ribetes,

poniendo en sus brazaletes

las perlas de Bocana.

Gentil Sanmarqueña guapa,

que te vistes de Acateca,

va tu gracia cautepeca

por el margen del Huacapa

y te arreboza Chilapa 

con brisas de Amojileca.


Puso Iguala, en el escote

florido de tu camisa,

la trigarante divisa

de su espíritu quijote.

Y tu agradeciendo el mote

que tu bello pecho irisa,

le has pagado una sonrisa

que sabe a chicozapote.

Sonrisas de primavera 

como flores en dislate,

mariposas de zoyate

que riegas por dondequiera,

han tejido la quimera

del iris de tu petate.

Tengo una yegua retinta

que he mercado en Juchitán,

un sombrero de Acatlán

y un ayuteco de cinta.

Es una culebra pinta

la tinta de mi gabán,

se lo robé a Petatlán

en una feria distinta.

Sobre la verdad mantilla

de una esperanza barata,

llevo pendiente una reata

de fibra de lechuguilla

que en los tientos de mi silla,

parece un rollo de plata.

Primor de luz de lucero,

lunada de luna llena,

estrella de noche buena

del Estado de Guerrero.

Tienes un gusto de acero

que le dio muerte a mi pena,

porque en tu tierra morena

el dolor es extranjero.

Mi pobre espíritu renco

que siempre vivió de ensueño,

se ha vuelto alegre y risueño

y en la silla de su penco,

carga un cariño mostrenco

que anda buscando a su dueño.

¡Feria de luz y alegría!

morena feria de amor,

morena por tu color,

morena porque eres mía.

Ometepec no sabría

Soñar un sueño mejor

aunque ha sido un soñador

de sueños de fantasía…

¡Qué bonito es Chilpancingo

cuando sales de paseo!

Al bajar de S. Mateo

la mañana del domingo,

hasta el agua de Apancingo

se embellece, si te veo…

El toreo es un fandango

donde tus ojos van,

persiguiendo el loco afán

de olvidarse de su rango.

Allí anda Quechultenango

en su caballo alazán,

y hay toros de Mochitlán,

y novillos de Zumpango.

Cuando vas a Colotlipa,

bajo

tardes nazarenas,

con su encanto te enajenas

y la pena se disipa

naufragando en la chiripa

del Río Azul de mis venas.



                                  Con la poesía  de Ruben Mora Gutierrez, Canto Criollo.



                                                                                                             drserna@hotmail.com

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: